Cientos de poemas de dolor y una revolución desesperada: Pasa en mi ventana

 

 

En la calle de mi casa

miles de personas protestan.

Desarmados gritan consignas,

llevan pancartas.

Los uniformados atacan

con lacrimógenas y balas.

No es Twitter, no es Facebook.

Pasa en mi ventana.

Y en la televisión no dicen nada.

 

En la autopista la ballena

propulsa manifestantes.

Una tanqueta los aplasta,

también les disparan.

No es Twitter, no es Whatapp.

Pasa en mi ventana.

Y en la televisión no dicen nada.

 

Noches enteras de confusión, rumores.

La incertidumbre da insomnio.

Gritos sin dueños,

suenan disparos, son metralletas.

Escucho “Otro muerto”

“Están saqueando”

No es Twitter, no es Facebook.

Pasa en mi ventana.

Y en la televisión no dicen nada.

 

Los uniformados irrumpen en mi edificio,

una tanqueta destruye la entrada

derrumban puertas,

allanan apartamentos

se llevan a los vecinos presos,

matan mascotas,

lastiman todos los autos.

No es Twitter, no es Whatapp.

Pasa en mi ventana.

Y en la televisión no dicen nada.

 

Veo como meten en la jaula

a una veintena de estudiantes,

a un par los atropellan,

a un músico le destruyen el violín.

Los heridos caen al Guaire,

los colectivos disparan a todos.

Ciento cincuenta y siete asesinados.

No es Twitter, no es Facebook.

Pasa en mi ventana.

Y en la televisión no dicen nada.

Please reload

Categorías
Please reload

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now