El síndrome de la regla quincenal

October 9, 2017

 

Una nota para quienes no me conocen, pese a ser muy conversadora (radio prendido me llaman), no tiendo a ventilar detalles muy personales como mi ciclo menstrual, sin embargo, este artículo tratará sobre él.

 

Los últimos cinco años de mi vida han sido complicados. Un quinquenio atrás dejé Venezuela y no soy el ejemplo de éxito de venezolanos en el exterior. No me mal interpreten, no me arrepiento en lo más mínimo, pero he vivido momentos duros en Estados Unidos.

 

Hace como un año, tuve unos meses difíciles. La empresa donde trabajaba cerró (estaba a punto del desempleo), tenía que mudarme y no contaba con una referencia de trabajo ni con el dinero para pagar el depósito, primer y último mes que te piden para alquilar un apartamento, sin contar con el hecho de que los alquileres subieron significativamente en el Sur de la Florida. En conclusión: estaba bastante estresada y la menstruación llegó a los 15 días de sorpresa y no a los 28 que en teoría deben ser.

 

Era la primera vez en mi vida que me pasaba algo así. Por supuesto, me asusté, no es normal tener la regla cada dos semanas. Era lo que me faltaba, estar enferma y tener que pagar el médico, exámenes y medicinas (tengo seguro médico, pero igual es costoso). Tuve suerte, fue sólo un susto, el siguiente mes todo siguió con normalidad.

 

A los pocos meses conversaba con una amiga que vive en otro continente, vamos a llamarla V. Ella emigró hace unos cuatro años, y le ha ido mejor que a mí. Vía Skype me contó que estaba anémica porque durante tres meses tuvo la menstruación cada quince días ¡Qué coincidencia! Lo de ella fue más grave, durante un trimestre tuvo seis reglas y no fue al doctor hasta que le dio literalmente una pálida, estuvo a punto de desmayarse y todo por la anemia.

 

Tengo otra amiga, llamémosla T (que no conoce para nada a la anterior), ella salió del país hace un año. A través de notas de voz de Whatapp, me contaba alguna desilusión típica de ser emigrante. Yo para alentarla un poco, le comentaba que tenía que tomarlo con calma (soy la que lleva más tiempo como emigrante, trato de ser un poco su mentora), que si dejaba que el estrés la consumiera terminaría como V y yo, teniendo la regla cada quince días.

 

La sorpresa fue saber que ella ya tenía el mismo problema en ciclo menstrual. Estamos hablando de tres mujeres diferentes, en tres países distintos con los mismos síntomas. La conclusión es simple: emigrar en muy complicado y los venezolanos no fuimos criados para vivir en otro país, al final del día todos somos exiliados políticos.

 

Para ninguno es fácil (bueno sí, para los hijos de los enchufados), no te sientas mal si las cosas no son como planificaste. Facebook o Instagram no son la realidad, todos estamos en el mismo barco extrañando, pasando trabajo, aprendiendo nuevas costumbres, usando whatsapp para todo, lamentando no estar en los cumpleaños y así miles de etcéteras.

 

Conversa con alguien más lo que te pasa, todos estamos igual.

 

Please reload

Categorías
Please reload

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now